Modificación de Conducta

Los ejercicios de modificación de conducta son un pilar indispensable del tratamiento de problemas de comportamiento. Una vez llegado al diagnóstico y elaborado el informe del tratamiento, los propietarios deberán aplicar las pautas recomendadas, que han sido adaptadas a las necesidades de su mascota- en la convivencia diaria.

De igual manera, la puesta en práctica de los ejercicios marcados será realizada, supervisada y/o tutorizada por nosotros.

Según el problema a tratar, las sesiones se podrán realizar en el entorno habitual del animal, en nuestras instalaciones (próximamente) o en otro entorno adaptado, según las necesidades específicas de cada caso. En algunos casos también puede ser necesario la participación de colaboradores debidamente formados y capacitados para la realización de algunos ejercicios.