¿Es buena idea disfrazar a nuestras mascotas?

¿Es buena idea disfrazar a nuestras mascotas?

¡Ya está aquí! ¡Ya llegó! ¡Después de un año esperando… ya es Carnaval! Casi desde navidad nuestras tiendas se llenaron de disfraces y complementos. Y es que, como buenos canarios, adoramos los carnavales. Y, de hecho, cada año es más frecuente encontrar también disfraces para mascotas en más de una tienda. Pero, ¿es buena idea disfrazar a nuestras mascotas?

Cada año, por estas fechas, es habitual ver que se organizan concursos y desfiles de disfraces para mascotas. ¿Realmente es necesario? ¿Este tipo de actos promueven la tenencia responsable de mascotas? A continuación respondemos a estas y otras preguntas.

 

¿Por qué tenemos esa necesidad de disfrazar a nuestras mascotas?

¿De dónde nace la moda de disfrazar a nuestras mascotas? Como buena especie social que somos, nos encanta estar en compañía de otras personas y tendemos a imitar las conductas de los demás para sentir que pertenecemos a un grupo social. Además, la aceptación por parte del grupo social nos hace sentir bien.

Por esto, el querer disfrazar a nuestras mascotas nace de nuestro inconsciente, con el objetivo de integrarlo en nuestro grupo social.  Por tanto, visto desde el punto de vista humano, es natural querer integrar a nuestras mascotas como uno más de nuestro grupo social y nace del vínculo afectivo que hemos desarrollado hacia nuestras mascotas. Como siempre decimos, nuestras mascotas son uno más de la familia.

Pero, debemos ser conscientes que el disfrazarse no es natural para ellos, y que no todos los aceptarán de buen grado. Animales miedosos o muy sensibles pueden llegar a pasarlo muy mal si les obligamos a ir disfrazados.

 

Realmente, ¿es necesario disfrazar a las mascotas? ¿Hay algo positivo en disfrazar a las mascotas?

Si hiciéramos una encuesta entre las mascotas que participan en concursos de disfraces, muy probablemente veríamos que pocos de ellos se sienten realmente cómodos con los disfraces.

Y es que, desde el punto de vista de las mascotas, el ir disfrazados carece de sentido. Muchos disfraces son incómodos, no les permiten correr y jugar cómodamente, y mejor no hablar de la interacción y comunicación con otros congéneres.

¿Entonces? ¿Hay algo positivo en disfrazar a nuestras mascotas? Yo soy la primera que cada año le saco una foto a mis perros con alguno de los complementos de mi disfraz. De hecho, lo hago como ejercicio de habituación, el día que le toque llevar un collar isabelino (la lámpara esa que ponemos los veterinarios) sé que no lo llevará tan mal.

Por tanto, el colocar algún que otro complemento a nuestras mascotas puede servir como entrenamiento. Siempre que lo hagamos de forma progresiva y garantizando su seguridad.

 

¿Cómo acostumbrar a mi mascota a llevar un disfraz? ¿Serviría cualquier disfraz?

Como ya hemos comentado, ir disfrazados no es algo natural para nuestras mascotas. Por tanto, debemos seguir una serie de normas para garantizar su bienestar físico y emocional:

– Escoger disfraces que no sean peligrosos que puedan hacerle daño. ¡Cuidado con los alambres!

– Evitaremos elementos ruidosos, sobre todo si nuestra mascota le tiene miedo a los ruidos.

– Buscaremos aquellos que les permita moverse con comodidad.

Además, debemos acostumbrarlo a llevarlo puesto. Esto lo haremos muy poco a poco, asociando el disfraz con algo agradable: un premio, caricias, un juguete, etc… ¡Sobre todo si queremos disfrazar a nuestro gato! Los perros, al menos, están acostumbrados a llevar arnés o collar para salir a pasear.

De hecho, la mejor forma de disfrazar a nuestras mascotas sería utilizando pequeños adornos o complementos que podamos añadir a su arnés o collar.

Como enseñar a tu mascota a llevar disfraz ebavet

Mi mascota está acostumbrada a llevar disfraces, ¿sería malo para ella participar en concursos de disfraces?

Seguro que has visto que cada año, algunos municipios organizan «eventos carnavaleros» para mascotas: concursos, desfiles… Si alguna vez te has planteado participar, primero debes ser conscientes de una cosa. A parte de ir disfrazadas, estos eventos suelen ser entornos y situaciones desconocidas para nuestras mascotas. Por lo que supone una situación de alto nivel de estrés.

Si quieres participar, no sólo es necesario que tu mascota esté acostumbrada a llevar disfraz. También deberá estar acostumbrada a estar en sitios públicos con muchas personas desconocidas. De lo contrario, estarás exponiendo a tu mascota a una situación desagradable con el consiguiente riesgo para su bienestar.

 

Conclusiones,

Sin duda, querer disfrazar a nuestras mascotas no debe ser visto como algo negativo. Siempre que sepamos donde están los límites. En teoría, los eventos públicos con mascotas que organizan muchos ayuntamiento buscan promover la tenencia responsable de mascotas. Pero, en muchas ocasiones, es fácil detectar mascotas con miedo y claros signos de estrés, viviendo una auténtica pesadilla.

¡Recuerda que el carnaval es para disfrutar, no para sufrir!

Si tu perro no está acostumbrado a este tipo de fiestas o es un perro tímido o miedoso, mejor déjalo tranquilo en casa durante los actos festivos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*