Los gatos y sus bandejas de arena. ¿Sabías que en el fondo no somos tan diferentes?

Como todos los propietarios de gatos saben, son unos animales bastante preocupados por su higiene, siendo éste uno de los factores claves por los que el gato ha empezado a competir con el perro en popularidad. La cifra de hogares con gatos es cada vez mayor, y, a este ritmo, pronto podría desbancar al perro del primer puesto de la lista.

Uno de los comportamientos que está directamente relacionado con su afán por la higiene es su “comportamiento de eliminación” mostrando una preferencia clara a hacer sus “necesidades” en arena o tierra, y preocupándose por ocultarlas al terminar. Este comportamiento de eliminación de los gatos sigue una secuencia, o patrón, más o menos estándar. Primero, una vez elegida la zona, escarban con las patas delanteras para preparar un pequeño agujero. A continuación se colocan de cuclillas con la cola en posición horizontal, dejando el ano o la uretra próxima al suelo. Al terminar, vuelve a escarbar para tapar las eliminaciones. Es importante conocer este patrón ya que un cambio en esta secuencia puede indicarnos la presencia de un problema de salud, tanto físico como emocionar.

Desde muy jóvenes, los gatitos aprenden muy rápido a utilizar la bandeja de arena, sobre todo gracias a imitar las conductas de su madre. De todas formas, también podemos animar a los gatitos a usar la bandeja. Para ello podemos colocar, con cuidado, al gatito dentro de la bandeja después de cada comida. Si el gatito ha tenido un “accidente” fuera de la caja no le castigue, y prueba a colocar el “accidente” en la caja para ayudarle a hacer la asociación correcta.

¡Recuerda que el castigo nunca es una opción! Castigar a nuestro gato por eliminar fuera de la bandeja sólo hará que nos coja miedo y que aprenda a esconderse de nosotros para no ser visto. Además, evite molestarlo mientras está usando la bandeja.

A menudo, los gatos muestran una preferencia concreta en cuanto a la ubicación de la bandeja de arena y el tipo de sustrato. Cada gato es diferente del resto, y conocer las preferencias de nuestro gato nos ayudará a cubrir de forma satisfactoria una necesidad básica para él y evitar problemas en un futuro, como es tener acceso a un baño en condiciones.

cartoons-1998573_1920

Muchas personas dicen que no les gustan los gatos porque son “raros” y que los perros son más parecidos a nosotros. Esto tiene cierta parte de verdad, pero cuando conocemos un poco más a los gatos veremos que no son tantas las diferencias que nos separan. Incluso, si analizamos el comportamiento de eliminación de los gatos, veremos que realmente tenemos más cosas en común con ellos que con los perros. A continuación te explico porqué digo esto.

¿Cómo elegir la bandeja de arena adecuada?

A la hora de elegir la bandeja de nuestro gato debemos prestar atención, sobretodo, al tamaño y la altura de los bordes. De forma general, los gatos prefieren bandejas descubiertas, grandes y con los bordes bajos.

La bandeja debe ser lo suficientemente grande para permitir que el gato entre cómodamente, y que pueda girar sin tocar los bordes. Los bordes de la bandeja deben ser preferiblemente bajos para permitir que los gatos entren con facilidad. Muchas veces, los gatos con artrosis, o con algún otro tipo de patología, dejan de usar la bandeja porque les duele entrar en ella. En estos casos puede ser necesario recortar un lado de la bandeja o cambiarla por otro recipiente más apropiado que le permita entrar con mayor facilidad.

En los últimos años se han puesto de moda las bandejas cubiertas o cerradas, ya que reducen considerablemente la percepción del olor en el hogar. En las tiendas de mascotas podemos encontrar una gran variedad de estilos y diseños, algunas incluso con filtros y mecanismos “autolimpiantes” para reducir aún más el olor y facilitarnos su limpieza. Estas bandejas reducen los olores al disminuir la circulación, por la habitación, del aire que transporta los olores que emanan de la caja. Pero es necesario destacar que, lo que también hacen estas bandejas es concentrar el olor en su interior. Por tanto, es importante mantenerlas perfectamente limpias. Aunque nosotros no los percibamos, los olores atrapados dentro de estas bandejas pueden disuadir al gato de su uso, así que debemos asegurarnos de cambiar el sustrato con frecuencia. A parte, a la hora de adquirir una caja de estas, debemos prestar atención, nuevamente, al tamaño, ya que si el gato no tiene suficiente espacio dentro de la caja y está incomodo, tampoco querrá usarla.

toilet-402140_1920

Y ahora díganme, ¿quién está cómodo usando los wc portátiles que colocan en los eventos públicos o los baños de los aviones? Dejando el tema de los olores para más adelante, estos baños son pequeños y es casi imposible usarlos sin tocar alguna pared. Pues una sensación similar es la que tienen muchos gatos cuando tienen una bandeja demasiado pequeña o cerrada.

La mejor bandeja de arena es aquella que el gato va a utilizar. Por tanto, debemos elegir según las preferencias de nuestro gato, y no según nuestros propios gustos.

¿Qué sustrato elegir?

Como ya se ha comentado, los gatos muestran una preferencia innata para eliminar en arena o tierra, evidentemente, por ser un sustrato de origen natural. En el mercado existe una gran variedad de sustratos, pero -seamos realistas- la gran mayoría han sido diseñados con el fin de atraer al dueño del gato sin ponerse en la piel del gato. Y, al igual que con la bandeja, para la elección del sustrato debemos considerar, en primer lugar, lo que nuestro gato prefiere.

Algunos gatos pueden no tener una preferencia clara, aceptando la mayoría de los sustratos, mientras que otros son extremadamente exigentes. El polvo o el olor de los sustratos perfumados o desodorantes suele ser desagradable para la mayoría de los gatos. Algunos prefieren un sustrato fino y de tacto suave, como la arena o incluso periódico triturado. Si no conocemos las preferencias del gato se recomienda comenzar con un producto básico y simple. Puede ser útil hacer una prueba con dos o tres sustratos diferentes en varias cajas al mismo tiempo para ver qué material prefiere nuestro gato.

Cuando adoptamos un gato deberíamos preguntar qué sustrato está acostumbrado a utilizar y empezar a partir de ahí. Si más adelante queremos probar una nueva marca, es recomendable mezclar, por un tiempo, ambos sustratos, y así ayudar al gato a que se adapte, poco a poco, al cambio.

Para entender la importancia de escoger un buen sustrato, piensa en esto. ¿Qué sientes cuando entras a un baño y no queda suficiente papel o encuentras algo similar al de la foto? De hecho, este es el motivo por el que muchas mujeres llevamos un paquete de pañuelos desechables en el bolso…

toilet-paper-1933566_1920

Ya he comprado la bandeja ideal, ¿y ahora qué? ¿Por qué mi gato sigue sin usarla?

La limpieza es el factor más importante para fomentar el uso de la bandeja de arena. Los gatos son animales muy limpios que evitan los malos olores y los lugares húmedos. No debemos cometer el error de pensar lo que para nosotros es limpio, sino lo que nuestro gato considera aceptable. Aunque cada día retiremos las eliminaciones y la arena más sucia, debemos cambiar toda la arena y limpiar la bandeja con regularidad, siguiendo las recomendaciones del fabricante, ya que aunque no se haya manchado, el resto de la arena puede absorber parte del olor. Cada gato tiene su propia tolerancia a la suciedad de la bandeja y puede dejar de usarla si considera que está demasiado sucia.

Entender esta parte, y ponernos en el lugar del gato, creo que es la más fácil. Tan sólo tenemos que pensar en la última vez que salimos de fiesta, y recordar cómo estaba el baño a última hora de la noche. O, por ejemplo, imagina que sales de excursión al monte y necesitas ir al baño. Al entrar te encuentras estas dos opciones, ¿cuál escogerías? Ambos son del mismo estilo, bastante incómodo para algunas cosas, pero creo que la elección está clara, ¿no?

       toilet-253941_1920           toilet-1037872_1920

Otro factor importante es la cantidad de bandejas que deberíamos tener en casa. Como regla general, deberíamos proporcionar, como mínimo, una bandeja de arena por cada gato que tenemos en casa. De hecho, lo ideal es tener siempre una bandeja más que número de gatos. Cuando pienso en esto siempre me viene a la mente imágenes de la serie “Los Serrano” y sus peleas por usar el cuarto de baño. ¡Qué incomoda es esa sensación de necesitar ir al baño y encontrar cola!

Además, al tener más de una bandeja podemos ver que unas se usan más que otras. Esto nos puede ayudar a detectar las preferencias de los gatos en cuanto a su ubicación o el tipo de sustrato, e incluso su desagrado con la limpieza de la arena. Valorando esta información, podemos considerar la idea de reubicar alguna de las bandejas en otro sitio, o cambiar la arena con más frecuencia. Los gatos de hogares multi-gato suelen compartir las bandejas de arena –siempre que no haya algún problema en la convivencia-, pero algunos pueden ser menos tolerantes con las bandejas sucias. Aunque tengamos varias bandejas en casa, debemos mantenerlas siempre limpias para asegurar su uso.

¿Donde tendría que colocar la bandeja?

Elegir el sitio donde vamos a colocar la bandeja de nuestro gato no es una decisión que debamos tomar a la ligera. Una mala ubicación de la bandeja puede hacer que nuestro gato prefiera eliminar en cualquier otro sitio de la casa. Los gatos prefieren eliminar en bandejas que se encuentran en zonas tranquilas, como un rincón de la casa lejos de las habitaciones más ruidosas. Al igual que nosotros, les gusta estar tranquilos en un momento tan “íntimo”, o a caso ¿te atreverías a usar este baño?

6a014e6089cbd5970c019b025f2ed4970d-800wi

Un error muy frecuente es colocar la bandeja de arena en la solana, cerca de la lavadora y la secadora, ya que, aunque sean zonas poco transitadas por nosotros, el ruido de estas maquinas puede ahuyentarlos. Tampoco debemos colocarla cerca de la zona de alimentación del gato (comederos y bebederos), ya que a los gatos no les gusta comer ni beber agua cerca de la zona de eliminación. ¡La verdad que mira que son raros estos gatos, con lo guay que es comer con el olor a “rosas” en la nariz! (tono irónico ON! ;D)

Como ven, no somos tan diferentes. O acaso ¿el baño de tu casa es parecido a éste?

                      toilet-990206_1920

Espero que ahora ves la bandeja de tu gato con otros ojos, y que estos consejos te ayuden a detectar algo que no estaban haciendo del todo bien.

Si tu gato no utiliza correctamente la bandeja de arena, recuerda que las eliminaciones inadecuadas (hacer las cosas fuera de la bandeja) también puede ser un síntoma de algún problema físico o emocional. Por tanto, deberías acudir a tu veterinario para descartar problemas médicos. Y, una vez descartados los problemas médicos, el veterinario nos podrá remitir a un especialista en etología clínica para evaluar las causas comportamentales de las eliminaciones inadecuadas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*